martes, 6 de septiembre de 2011

¿Qué tiene que ver, el tocino con la velocidad?

Buenas noches,

Bien, lo primero presentarme; en este caso Eduardo un publicista de andar por casa, será el encargado de encauzar este blog y comentar periódicamente los hechos más relevantes del mundo del motor, cosas importantes que sucedan en La Rioja...

Como no podía ser de otra manera, felicidades a todos los aficionados al fútbol, inauguramos esto, un día tan alegre para nuestra comunidad como lo es hoy, tras haber disfrutado en nuestro estadio principal de Las Gaunas de la soberana goleada de la selección española.

En un momento en el que España está cosechando tantos triunfos en las diversas competiciones internacionales, el mundo del motor no podía desligarse de esta trayectoria, intentando revalidar su triple corona de 2010 en motociclismo.

Ahora llega la respuesta al título del blog.

Aparte de contextualizar la situación dominante del país en las competiciones, quiero incidir en un tema que no nos es de tanto agrado para muchos.

El precio del carburante.

Oh... cómo se queda el cuerpo solo de oírlo. Y no es para menos...

Cómo bien recordaremos todos, el pasado trimestre, el gobierno actuó de una forma restrictiva en pro de paliar en cierto modo los efectos de la crisis. Esta restricción se baso en determinar el máximo de velocidad permitido en 110 Km/h, frente a los 120 vigentes durante 3 décadas.

Para muchos fue una gran medida, para otros, una pomada contra las picaduras cuando tienes anginas, pero si vamos a los datos, es verdad que el índice de siniestralidad bajó.

En términos de ahorro energético, y a su vez en cifras de recaudación, pese a suponerse no fue por esto la medida... la modificación de la velocidad tuvo dudosa utilidad.

Por otro lado, un dato importante nos hace pensar en la pregunta antes dicha, según la agencia CORES, responsable de la gestión de las reservas estratégicas de productos petrolíferos y del control de las existencias mínimas de hidrocarburos, el pasado mes de Julio, y pese a que a partir del 1 de ese mes se pudo volver a circular a 120 Km/h, el consumo de combustible bajó un 7%...

Como dicen por ahí, es mucho más disuasorio ver la gasolina por encima de 1,30 € el litro y el gasóleo sobrepasar los 1,20 €.

Todos sabemos, que más influye para el ahorro, la forma de conducir y tratar nuestra máquina. De más está decir, que una revisión a tiempo en un buen taller, como puede ser Talleres Janda, puede asegurarnos el buen funcionamiento del auto y mejor media de consumo.

Así pues, la repuesta está clara: Si no tenemos 'tocino' correremos menos, o en su defecto no cogeremos el coche, porque más de 200 de las antiguas pesetas, por un litro de combustible, ya está bien.

Por un control más eficaz de los precios.

Un saludo!!

No hay comentarios: